Un Nuevo Comienzo

La Historia de un Estudiante de Mudarse a los Estados Unidos

Carolina+y+su+hermano+David+en+una+cafeteria+en+Costa+Rica

Evelyn Borbón-Cordero

Carolina y su hermano David en una cafeteria en Costa Rica

Julian King, Contributor

Para leer este artículo en inglés, haga clic en este enlace.

CHS tiene un alumnado increíblemente diverso, muchos de que nunca han conocido otro sistema educativo. Sin embargo, para algunos estudiantes, como Senior Carolina Cordero, encontrar un lugar en la selva de MCPS no siempre ha sido fácil.

“Nací en Connecticut pero mudé a Costa Rica cuando tenía un año,” dijo Cordero. “Asistía un colegio privado se llamaba Saint Paul College, enseñaba todo en español.”

La barrera del idioma fue una lucha por Cordero. Muchos estudiantes dan por sentado tener capaz de interactuar con el mundo que se rodea, y sin idioma en común, puede hacerle sentir aislado. 

“Cuando volví a los EEUU, tenía un gran problema con el idioma. Mientras sí, nos enseñaban el inglés en la otra escuela, es completamente otra cosa de tener interacciones genuinas. Sin embargo, después de un tiempo, yo mejoré y me ajusté. Ver la tele me ayudó increíblemente, y por supuesto la exposición también,” dijo Cordero.

Más que solo la barrera del idioma, otra diferencia fue la hipercompetitividad del sistema de MCPS. Muchos estudiantes que han sido parte del sistema para todas sus vidas han tenido el tiempo para adaptarse a su rigidez y carga de trabajo exigente, pero cuando vienes de otro sistema completamente distinto no tienes tanto la oportunidad de amoldarse, así puede causar más estrés. 

“El sistema educativo de Costa Rica es completamente otra cosa, fue muchísimo menos intensivo. Había una carga de trabajo relativamente leve, la gente era poco más amable, más agradable, y estar cerca de la playa no tenía nada de malo,” dijo Cordero. “Cuando volveré a los Estados Unidos, yo encontré todo más estresante, y de verdad lo hizo el cambio bastante difícil.”

Aunque la transición inicial fue bien frustrante, después de varios años en MCPS, Carolina consiguió. Ella es estudiosa, aplicada y una erudita optimista con una pasión por ver el mundo y las finanzas. “A pesar de que me hace falta Costa Rica, yo he hecho tantos amigos fantásticos desde que vine, y hay tantas oportunidades súper fantásticas aquí,” añadió Cordero. “Mientras tanto quiero volver para visitar a mi familia, no lo cambiará por nada del mundo.”